21305 • The Maze Review


Jetro - Posted on 02 Marzo 2016

Sin duda, los antiguos laberintos mecánicos, en los que se intenta mover una bola de acero por una senda llena de agujeros, estuvieron en las listas de deseos de navidad de muchas generaciones. Aunque hoy en día son menos comunes en su formato de madera, gracias al programa LEGO Ideas han tenido una nueva encarnación como set de LEGO.
 
Si estás familiarizado con el original, la similitud de la versión LEGO te será evidente. Los colores, la disposición, las ruedas que controlan el mecanismo e incluso el mecanismo de rotación han sido reconstruidos con precisión y ofrecen las mismas funcionalidades.
 
 
La arquitectura del laberinto
 
A diferencia de la compleja experiencia de Daedalus, construir este laberinto es muy entretenido y sencillo. El modelo entero está construido sobre una baseplate estándar de 32x32, sobre la cual se construyen dos mecanismos de inclinación y el lecho del laberinto. Los mecanismos necesitan algunas piezas Technic y emplean dos trucos para evitar errores en la construcción: se emplean colores diferentes en cada lado (no se ven una vez terminada la construcción) y hay muchos elementos internos auxiliares que sirven como guía para le correcto posicionamiento de las demás piezas. LEGO hizo un gran esfuerzo para minimizar las posibilidades de confundir lados o dejar huecos en el mecanismo interno.
 
 
El set incluye piezas para dos mapas o "niveles" aunque tienen algunos elementos en común y por lo tanto no se pueden construir a la vez, al menos no solamente con las piezas del set. Uno es una reconstrucción de los viejos laberintos de madera, mientras que el otro es una construcción fantástica a escala micro que incluye una pequeña fortificación que la bola atraviesa demás de un castillo en miniatura y un molino de viento. Tienen un tamaño de 24x24 y encajan perfectamente en el lecho.
 
 
No hay mecanismo de retorno para la bola y las trampas para la bola no son realmente agujeros, sino zonas donde los plates están expuestos. Sin embargo, cumplen perfectamente con su propósito de atrapar la bola..
 
Además del laberinto en sí, el set incluye una pequeña caja para guardar las cuatro bolas que incluye. Se puede guardar en uno de los costados del laberinto y  hay un pequeño cubo negro de similares medidas que también sirve para bloquear el laberinto  y evitar que se mueva en el transporte.
 
 
¡Juguemos!
 
Una vez haya colocado el último ladrillo, apenas podrás esperar a colocar una de las bolas en la posición de inicio y comenzar a jugar. Vaya por delante que, al igual que la versión en madera, el juego no es nada sencillo. Requiere coordinación, planificación cuidadosa y sobre todo, mucha paciencia; intentar pasar por los estrechos pasillos y por los pequeños puentes casi inevitablemente acabará con que la bola caiga en una de las trampas.
 
Por supuesto, las piezas incluidas son suficientes para crear un número casi infinito de niveles personalizados, mientras que al combinarlos con las piezas que uno ya tiene las posibilidades se multiplican. Puedes construir tus propios niveles - el verdadero objetivo de cualquier set LEGO  - y no sería sorprendente que en breve veamos cientos de propuestas de nuevos laberintos en la comunidad.
 
Afortunadamente, el diseñador del set ha evitado la trampa de usar engranajes Technic para el movimiento de inclinación, porque las mínimas holguras entre dientes habrían hecho casi imposible el control preciso de los movimientos. En su lugar se emplean liftarms, lo que da mucha precisión.
 
Aún así, no todo está perfecto. Antes de construir el set sospechábamos que los posibles desniveles entre tiles pudieran interferir con un control preciso. Resultó que en realidad no causan ningún problema, pero hubo otra dificultad, a saber las bolas (pieza número 72824) tienen dos pequeñas pero decisivas imperfecciones del molde. Habitualmente y para aplicaciones como el GBC estas imperfecciones son demasiado pequeñas para causar problemas, pero en este caso, si tratas de ajustar el ángulo de inclinación muy lentamente como a menudo es necesario, es posible que estas imperfecciones cambien el curso de la bola. Peor aún, puede ocurrir que la bola acaba posada sobre una de ellas y se vuelva imposible conseguir que siga rodando, incluso inclinando completamente el tablero. En esas situaciones la única manera "legal" de continuar el juego es sacudiendo el tablero, con el subsiguiente riesgo de perder el control. Una bola de metal bien pulida hubiera sido una opción poco convencional, pero mucho más precisa.
 
 
El único otro punto negativo que se le puede achacar al set son las ruedas de control. Son en realidad dos engranajes Technic de 36 dientes. Aunque es evidente que es una pieza común y utilizable, no son particularmente cómodos en un uso prolongado. Que hubiera sido algo más caro, el uso de unas ruedas con neumáticos, como por ejemplo los 44293c01, hubiera sido aún mejor.
 
Materias primas
 
Desde el punto de vista del contenido The Maze consta de 769 piezas - ninguna de las cuales es inusual o exótica - pero por contra contiene una amplia cantidad de piezas útiles para cualquier construcción. La mayor parte de las piezas son de color negro y tan, además de unas cuantas en marrón también. Hay una buena cantidad de bricks de 1 de ancho y, por supuesto, muchos tiles 4x2 tanto en verde como en gris, y la baseplate en gris es una pieza interesante también. Aunque el axle de 9 es muy común, su versión amarilla de la cual hay 4 en este set, es aún poco visto y puede ser interesante para constructores de Technic. El peso total del modelo en la caja es poco menos de un kilo: 986 gramos, para ser exactos.
 
 
El libro de instrucciones es grande y amplio con sus 140 páginas y, además de de las instrucciones para el mecanismo y los dos niveles, incluye una introducción interesante e acerca de diseñador y el origen del juego, además de tres fotos de noveles especiales a modo de inspiración. .
 
 
Recapitulando
 
En conjunto, nuestra impresión de The Maze se inclina firmemente hacia el lado positivo. Desde luego es algo completamente diferente y se agradece la diversidad de un set que se salen de la temática habitual. Fácil de construir, divertido de usar y muy customizable, es un set atractivo para muchos fans de LEGO e incluso desmontado supone una cantidad sustancial de piezas de uso común.
 
Cierto, no podemos pasar por alto la jugabilidad de las bolas con las que viene el set y que deberían haber sido mejores. De hecho una bola perfectamente redonda mejora sustancialmente el juego. Pero es un punto relativamente menor.
 
 
- Texto e imágenes de Oton Ribic -
 
Aviso: damos gracias a LEGO por proporcionarnos con un set para poder hacer una reseña. Sin embargo, LEGO no aprueba ni apoya las opiniones que publicamos sobre sus sets.