HBM001: Alien


 

Siempre que no hubiésemos malinterpretado la cita del loco Abdul Al-Hazred (cosa más que posible), nos sirve para ilustrar lo que sentimos cuando observamos detenidamente nuestros  Aliens…

 

Pero empecemos por el principio…la idea de hacer un Alien nos empezó a rondar la mente una vez que acabamos la moto de Kaneda, una construcción que a nosotros mismos nos sorprendió, y que a menudo hemos utilizado como “canon” para nuestros proyectos. Ya hemos comentado alguna vez que esta creación es en sí misma un resumen de nuestro estilo, o mejor dicho, del estilo al que aspiramos, pero quizás su aportación más importante haya sido la de impulsarnos a hacer cosas cada vez más rocambolescas, como es el caso de los Aliens…

Cabe destacar que en Brickshelf existen multitud de referencias relacionadas con el tema Alien desde hace siglos, algunas realmente portentosas, como es el caso de Bryce, un artista en el ensamblaje de elementos poco comunes, capaz de recrear texturas biomecanoides al más puro estilo Giger… suya es la famosa Queen Alien que todos conocemos.

El alto grado de detalle y el uso indiscriminado de piezas Bionicle hacían de las construcciones de Bryce una auténtica excepción dentro de Brickshelf, poblado sobre todo de modelos de pequeño tamaño. Esto dejaba un hueco más que evidente para nosotros, que queríamos algo detallado pero haciendo uso de determinadas piezas…aquellas que nos gustan!

Lo que nunca hemos dicho, es que empezamos a construir el Alien adulto antes que el Chestburster (Revienta-Pechos)…de hecho, llegó a haber una especie de híbrido consistente en la forma infantil, de color negro y con dos brazos rudimentarios, fieles a la famosa escena de la película. Esa especie de brazos que tiene el Chestburster original, no fueron incluidos en el MOC definitivo por falta de altura en la posición que adopta la figura, ya que apenas se hubiesen visto…una pena, pero también un ahorro de piezas, amigos!

Los inicios de la construcción fueron muy áridos. Uno de nuestros sobrinos, al ver la cabeza encima de la cama, todavía incompleta, pensó que aquello era un teléfono…por supuesto le invitamos educadamente a abandonar nuestra habitación. El aspecto que presentaba la construcción al principio le otorgaba cierto carácter mitad teléfono “Góndola” - mitad babosa del Amazonas, hecho que nos inquietó mucho al principio, e incluso hizo que nos planteásemos si desistir de nuestro empeño…

…hasta que dimos con la mandíbula. Observamos viendo la película que el Alien es bastante mueso, lo que le da un cierto aire a Los Austrias (aunque de aspecto menos hostil, claro…) pero lo cierto es que esta simpleza nos animó mucho…Ya teníamos lo esencial, que era la expresión de la criatura.

A partir de ese momento nos dedicamos al resto del cuerpo del Chestburster, experimentando con la repetición de distintos tipos de piezas, buscando texturas que diesen con el ansiado efecto biomecanoide.

A la vista está que las piezas elegidas fueron hoses, logs, slopes curvos, cabezas de minifig, etc…Fue particularmente problemática la colocación de los tubos curvos en los laterales. Son elementos que a nuestro modo de ver no se integran bien con el resto de piezas, pero el efecto que se conseguía nos gustaba demasiado y decidimos hacer la vista gorda en esa parte...

Más trabajo nos costó decidir qué hacer con la cola…la película no reúne el suficiente material para hacerse una idea de la forma que tiene el Revientapechos, pero viendo  algunas reproducciones en internet descubrimos para nuestro asombro (y decepción) que tiene forma de gusano…repugnante. Si, en efecto, no era nuestra intención representar el momento en el que el Alien hace su sanguinolenta (y mítica) aparición, pero fue la mejor manera que se nos ocurrió de ocultar su horrible forma…Ahora nos alegramos de haberlo hecho dentro de ese charco de sangre, resultó un MOC más colorista de lo esperado…y seguramente más original.

¿Y qué ocurre cuando un Alien crece…?

Pues a parte del mal café y el gusto por hacer travesuras en astro-naves comerciales, los Aliens se vuelven de color…negro, ops!

El uso del color negro fue un gran problema. Acostumbrados a ser las reinonas del color, nos costó acostumbrarnos a trabajar en la más absoluta penumbra, pero empezamos a verlo no como una construcción aislada sino más bien como algo que más adelante formaría parte de una colección, la colección “Alien”. Y en cierta manera, como una rareza dentro de la misma…Muchas veces, pensando en aportar nuevos MOCs relacionados con la película (con la intención de olvidarnos definitivamente del tema!), nos hemos visto tentados por cubrir el ciclo vital completo con la fase de huevo + facehugger. Sería lo lógico, pero existen en la película tal cantidad de referencias atractivas para ser reproducidas, que todavía no lo tenemos muy claro…Bueno,hay algo que sí tenemos muy claro…jejeje…Pero antes tendremos que contactar con algún intermediario para vender nuestros riñones en el mercado negro…

Pero volviendo al tema, una vez que tuvimos hecha la cabeza y comprobamos el tamaño que podría llegar a alcanzar, nos tocó decidir en qué posición hacerlo…A este respecto, tuvimos una conversación telefónica en la que dejaba clara mi preferencia por una posición en cuclillas, con los brazos extendidos de forma amenazante. Basándome directamente en la secuencia en que Dallas se lo encuentra en uno de los conductos de aireación…Pero se nos ocurrió algo muy diferente a la idea original. Representar al Alien como a un felino, en actitud expectante frente a su presa, esperando pacientemente en algún oscuro rincón de la Nostromo. Guiado por el instinto asesino de una criatura letal…realmente esa es la visión que tanto nos fascina del Alien, la de un ser ante cuya amenaza no existe esperanza posible…

Si la posición estaba claramente inspirada en la película, no podíamos olvidarnos del pobre Giger. Él concibió al Alien como una criatura esbelta, elegante en sus movimientos y por supuesto…sin babas! Es evidente que no le hicieron mucho caso en los hollywoodes…

La esbeltez de la figura era un detalle en el que queríamos hacer especial hincapié. Cualquiera que conozca el trabajo de Giger, sabe que es característica la extraordinaria esbeltez de sus criaturas. Es algo muy “Giger” y que queríamos incluso exagerar para nuestro Alien, pero nos encontramos seriamente limitados por la envergadura de las vigas technic de las piernas. Nos eran imprescindibles para mantener la figura en pie pero quizás nos impidieron construir los muslos con la delgadez deseada. No obstante, el resultado se acercaba lo suficiente a la idea que teníamos en mente y ya no estábamos para muchos trotes, la verdad.

Respecto a la construcción en sí, no hay mucho que comentar. Todos sabéis que nos cuesta un poco hablar sobre nuestras “técnicas” pero es que, francamente, no creemos que aportemos gran cosa al hacerlo ni que sean muy diferentes de las de los demás…Todos sabemos construir con braquets, hacer cambios de dirección, SNOT y demás fechorías, posiblemente sea la parte más trivial de todo esto. Nos cuesta creer que en este peculiar mundillo, en el que una construcción con un cierto grado de elaboración tiene una vigencia de no más de un par de dias, resulte especialmente importante hablar sobre las técnicas empleadas…sobre todo cuando, como os decimos, no hay ningún detalle fuera de lo común que sea digno de mención.

Ya para finalizar, desvelaremos que en realidad estos Aliens no son de nuestras construcciones predilectas…Nos cuesta ver “algo” nuestro en ellas y parece que sólo seamos capaces de concentrarnos en los fallos que cometimos. Posiblemente esto cambie con el paso del tiempo…pero resulta frustrante ver algo que es claramente mejorable, y saber que la solución pasa irremediablemente por empezar todo de cero…Es lo peor de las construcciones “grandes”, par