HBM002: Construcción modular de un parque de atracciones


Construccion modular de un parque de atracciones

 

Por jero y manatarms

Fotos por jero y arvo

 

Desde siempre en casa nos han gustado los parques de atracciones y cuando las circunstancias lo han permitido hemos visitado alguno de ellos, Tibidabo en Barcelona, Port Aventura®, Eurodisney® y como no Legoland® (de momento el de Deutschland y el de Windsor, de momento...).

En alguna ocasión habíamos construido pequeñas atracciones con las piezas de algunos sets sin resultados espectaculares por la falta de bricks concretos y cuando estábamos planeando el viaje a Legoland® Windsor decidimos diseñar un Carrousel con la idea de comprar las piezas faltantes en el Pick-a-Brick del parque. Así lo hicimos y poco después ya teníamos nuestro primer gran MOC de una atracción.

Ese mismo año LEGO® lanzó al mercado algo realmente sorprendente que no encajaba en ninguna de las líneas habituales, una atracción de feria, se trataba del set 4957 Ferris Wheel, la Noria. Evidentemente fue un set que adquirimos y lo construimos junto al MOC del Carrousel, pero aquellas dos construcciones por si solas no tenían “vida”, eran muy frías, les faltaba alegría para parecerse más a la realidad. La solución era evidente, debíamos “copiar” la realidad, añadimos jardines, bancos, farolas, etc... y sobre todo Minifigs, ya habíamos creado el pequeño Parque de Atracciones que se pudo ver en la 1ª HISPABRICK en Diciembre de 2007.

La elección de las piezas para construir jardines y mobiliario urbano se hizo sobre todo pensando en la facilidad de adquirir más en el futuro para posibles ampliaciones, no tenía sentido incluir elementos que fueran muy vistosos pero complicados de conseguir.

La primera idea de Construcción Modular surgió ante la dificultad de transportar las dos atracciones juntas, se pudo cargar en el maletero de un coche pero el pensamiento fue “...si hubiera estado montado en dos partes que luego se pudieran ensamblar fácilmente no sería tan complicado el transporte...”. Empezaba a nacer la idea de Modularidad.

Finalizada la 1ª HISPABRICK tocaba desmontar el diorama de las dos atracciones pero, con la certeza de que tendríamos más HISPABRICKs en el futuro. Hicimos fotos y tomamos nota sobre una serie de normas que habíamos respetado a la hora de montar para volverlas a utilizar en el futuro, se trataba de notas sobre tamaños, tipos de elementos de jardinería, mobiliario urbano, etc... Sin pretenderlo ya teníamos un esbozo de normas de construcción, en principio eran para uso particular pero el futuro inmediato daría un cambio importante.

En Marzo de 2008 en el foro de HispaLUG se confirmó que en Diciembre se celebraría la 2ª HISPABRICK y de nuevo se puso en marcha la maquinaria mental para la creación de nuevas atracciones. Fue entonces cuando Manatarms (José Carlos) contactó conmigo porque estaba diseñando / construyendo una Montaña Rusa y le parecía interesante unirla a mis atracciones y exponerlo juntos. Le comenté que lo bonito de unir construcciones de diferentes personas precisamente era que no se notara la diferencia, que no podía ser simplemente unos MOC´s al lado de otros aunque fueran de la misma temática.

La observación le pareció totalmente lógica y lo que eran unas normas escritas de cualquier manera se estructuraron y plasmaron en “Normas para la construcción Modular de un Parque de Atracciones”. Entre los dos revisamos algunos aspectos y finalmente las hicimos públicas en el foro de HispaLUG.

Un detalle que quisimos incluir dentro de los elementos comunes de las atracciones o edificios fue el utilizar los colores rojo, azul y amarillo en pequeños detalles en honor a los colores básicos de LEGO® . La utilización de piezas con estos 3 colores no es obligatoria pero si recomendada.

Actualmente las normas están en una versión borrador pendientes de concretar pequeños detalles. Se puede consultar el contenido en la web www.morente.net e incluso descargar una versión en pdf.

Un punto importante que hace que este tipo de construcción modular sea atractiva para todos es la libertad de crear un diseño totalmente personal y que cumpliendo unas pequeñas normas pueda integrarse perfectamente con las construcciones de otros AFOL’s formando un conjunto unificado pero a la vez con el estilo personal de cada uno.

Un detalle a priori poco importante fue la elección del nombre del parque, las sugerencias fueron variadas, pero el nombre salió casi por si solo cuando nos dimos cuenta de que tenía que representar a la comunidad a la que pertenecíamos HispaLUG y exponerse en la HISPABRICK, era obvio, solo podía llamarse HISPAPARK.

Por último, aprovechando la oportunidad que nos da la revista, recordar que este parque necesita de la participación de todos para que cada año crezca en cantidad y calidad. Para este año hay previstas de momento 6 atracciones, la Entrada del parque con su Big-Minifig, la heladería y el merendero y alguna sorpresa más, con tu aportación todavía puede ser más espectacular.■