HBM003: Ladrillos de papel. Una biblioteca de LEGO®


Ladrillos de papel. Una biblioteca de LEGO®

Como no sólo de construir vive el aficionado adulto al LEGO®, nunca faltan iniciativas para ampliar nuestra colección -y reducir nuestro espacio- con otras 'estrellas' del univeso LEGO Collector es una buena razón para hacer un repaso de los libros relacionados con LEGO. Aunque es cierto que la mayor parte están en inglés, también en castellano se pueden encontrar algunos títulos para comenzar una biblioteca que complete, de otra forma, nuestra pasión.

 

Texto y fotografías: Antonio José Fernández

 

Como bien saben los aficionados adultos hace tiempo que LEGO® dejó de ser un simple juguete de construcción para convertirse en una pasión cada vez más amplia y diversa. Eso se traduce en la aparición de multitud de iniciativas que giran en torno a los ladrillos, bien desarrolladas por la compañía, bien con licencia de ésta, o bien por los mismos aficionados.

Así que alrededor del universo LEGO han surgido comunidades, sitios comerciales e informativos en Internet, objetos y ropa, películas y cortos, obras de arte y también decenas de publicaciones en forma de revistas o libros. Y este ejemplar del Hispabrick Magazíne es una buena prueba de ello.

Los anaqueles -al menos los de las librerías virtuales- están repletos de títulos de diversos géneros e intenciones, desde los cuentos de aventuras protagonizados por los minifigs y otros personajes, hasta el recién aparecido, exhaustivo y poco infantil catálogo de todos los sets creados por la compañía danesa; libros de instrucciones, de robótica, de principios de construcción y por supuesto, de historia del propio LEGO, de la compañía y de sus creadores.

Todo ello sin olvidar que en estos 50 primeros años de LEGO la influencia de estos ladrillos ha crecido tanto, que no dejan de aumentar las menciones en novelas y, por supuesto, en ensayos sobre diseño, ya que la simplicidad -que no simpleza- de los principios y fundamentos del juguete LEGO es hoy materia de estudio para cualquiera que quiera desarrollar su carrera en el mundo del diseño industrial.

Sin pretender hacer un exhaustivo catálogo -aunque todo se andará- de las obras impresas relacionadas con LEGO, nos encontramos con que editoriales y autores ocupan tres grandes campos que podríamos llamar: libros de LEGO -aquellos con instrucciones, modelos y técnicas de construcciónpublicados por la compañía o por aficionados; libros sobre LEGO -con ensayos e historias sobre el juguete o la compañía-; y por último, las obras con LEGO, aquellas de ficción en las que los ladrillos ocupan una parte significativa de la trama o del argumento.

Ideas y sugerencias
Casi desde que la compañía comenzó a fabricar ladrillos, incluyó en su catálogo los libros de sugerencias, ideas e instrucciones de nuevos modelos, ya que el primero de ellos fue publicado en 1960. Según Jan Beyer, Community Development Manager de la compañía, se han publicado “unos 35, incluyendo los libros de Fabuland, pero son incontables los libros relacionados con LEGO y en muchos de ellos hemos participado”. Sólo de sugerencias, y descontando los duplicados -el mismo libro pero con referencias distintas-, existen más de 20, alguno de ellos francamente extraordinario, como el 8891 de modelos Technic o el 7777 que recoge ideas y dioramas ferroviarios.

La llegada de Internet -sí, amigos, la Red no siempre ha existido: Peeron o Brickshelf nacieron en 1998 y Bricklink en 2000- puso fin a los libros de sugerencias de LEGO®.

 

        

LEGO publicó cuatro libros de

sugerencias de Technic y uno de ideas

ferroviarias.

Los cuatro libros de instrucciones y

sugerencias que fueron comercializados en

España.

La guía más completa de tecnicas de construcción.

 

El último de los libros oficiales hasta la fecha apareció en 1997 con la referencia 697. De formato A4 y horizontal, tiene 44 páginas que incluyen un índice, las instrucciones detalladas para diez modelos, una hoja con pegatinas y 16 páginas de sugerencias fotográficas. Al tratarse de una línea más profesional, LEGO® ha publicado una docena de libros de la línea DACTA®, destinados a educadores; línea que comenzó en 1972, con Pensando con LEGO (16197). Sin embargo, LEGO no descarta seguir publicando libros, según confirma Jan Beyer.

En el mercado español, normalmente poco abastecido, de estos libros de sugerencias y modelos se pudieron encontrar tanto éste último 697, como las referencias 221 (de 1974), 222 (de 1976) y el 260, que también incluía una hoja con pegatinas para personalizar aún más nuestros modelos, y que apareció en 1990.

Pero la explosión –lo que podríamos llamar el Big Brick- del universo LEGO de comienzos de siglo permitió a los aficionados desarrollar y escribir sus propios libros, que en sólo 10 años van camino de superar los cien títulos en sus distintos géneros, sobre todo las guías de programación para NXT y Mindstorms®, con cerca de una treintena de obras, incluyendo un Mindstorms for dummies. Para la compañía, estas iniciativas son “una buena idea, aunque por supuesto necesitamos estar seguros de que no hay problemas legales; estamos interesados en apoyar esos libros, pero es necesario comentarlo antes con nosotros”, explica Jan Beyer. Entre los libros de ideas publicados fuera de la compañía, hay varios -en inglés, de momento- que destacan por su calidad y temática.

Primero, un clásico para constructores, la Unofficial LEGO Builder's Guide (Guía no oficial de constructores LEGO®) de Allan Bedford. Publicada en 2005, es una guía muy completa sobre técnicas de construcción, escalas y sugerencias para perder el miedo con los bricks. El libro incluye varios diseños y plantillas para trabajar a escala y una muy útil brickopedia con imágenes de las piezas y sus características, lo que simplifica la búsqueda de una pieza concreta si no se dispone de conexión o no se sabe mucho inglés.

El segundo de los títulos imprescindibles a mi juicio es Getting Started with LEGO Trains (Empezando con trenes de LEGO), de Jacob H. McKee. Aunque los modelos e ideas son de ferrocarriles americanos, las sugerencias de construcción, los fundamentos y las consideraciones generales bien merecen un vistazo. Lo mismo se puede aplicar a Virtual LEGO (LEGO virtual), de Tim Courtney, Steve Bliss y Ahui Herrera; una excelente guía con cd incluido para principiantes sobre LDRAW y el resto de los programas para construir desde el ordenador.

El último de los libros de sugerencias que recomiendo es también el más divertido y gamberro. Se trata de Forbidden LEGO® (LEGO prohibido), de Ulrik Pilegaard y Mike Dooley, cuyo subtítulo lo explica todo: construye los modelos que tus padres te han prohibido. Se trata de una colección de trucos, técnicas y sugerencias para construir modelos de Technic un paso más allá de los coches o las excavadoras, cortando y manipulando los bricks. El libro incluye las instrucciones detalladas para hacer cinco modelos, desde un inocente lanzador de aviones de papel hasta un cañón de bolas de ping pong o una pistola de tiles.

 

                    

Los libros de sugerencias publicados

por aficionados suelen ser muy

especializados, como estos de

trenes y montajes ‘prohibidos’.

Los manuales de diseno,

como este danes, utilizan

como caso de estudio los

productos LEGO.

En este ensayo sobre

herramientas y disenos

funcionales, los ladrillos LEGO

son utilizados en experimentos

sobre ergonomia.

Ensayos y guías

Desde que LEGO® abandonó la madera y el metal para pasarse al plástico, el éxito de su fórmula y de la concepción de los ladrillos como elementos de un juego de posibilidades infinitas no ha dejado de figurar en manuales y ensayos sobre diseño y ergonomía. Primero, por supuesto, en las escuelas de diseño industrial de Dinamarca, donde se considera un caso de estudio. Un ejemplo de esta consideración lo tenemos en ToolToys, un libro de Alexander Manu de 1995 en el que investiga la relación entre el diseño, las herramientas y los juegos.

Pero ya en 1987, Donald Norman, uno de los fundadores de la ergonomía, la ciencia que estudia cómo construir aparatos o mecanismos más funcionales, explicaba en su libro La psicología de los objetos cotidianos, como las piezas de LEGO eran un modelo de intuición y facilidad de uso aún sin instrucciones. Norman utilizó una motocicleta de 13 piezas escala minifig en un experimento para demostrar que si un diseño está bien planteado, se puede montar algo sin instrucciones con sólo tener las referencias culturales suficientes para saber qué es una moto.

Fuera de los manuales y ensayos de diseño, hay que recoger la existencia de varios libros con la compañía y sus productos como protagonistas. El primero, y hoy agotado, es El mundo de los juegos LEGO, que fue publicado en español por la editorial Everest en 1981. Esta guía “explica cómo funciona la fábrica desde que llega el grano de plástico hasta que sale una caja llena de ladrillos. Es muy interesante y didáctico”, según nos cuenta Lluis, embajador LEGO en España. El segundo, también publicado en español, es El Gran Libro de LEGO de Ediciones B. Aunque es de 2000, todavía es posible encontrar algún ejemplar de este libro grande y espectacular, repleto de fotografías y muy útil a la hora de mostrar a los profanos lo que se puede hacer con LEGO.

En inglés, la gran obra de referencia es The World of LEGO Toys, de Henry Wiencek, publicado en 1987. Wiencek hace un amplio e interesante recorrido por el mundo LEGO que comienza con una frase que cualquier aficionado suscribe: “Si uno de los poderes de la magia es el poder de transformar, entonces es difícil no poner los ladrillos LEGO en la categoría de las cosas tocadas por la magia. […] unos pocos ladrillos pueden transformarse en casi cualquier cosa.” El libro se cierra con las instrucciones para construir siete modelos.

No quiero cerrar esta categoría sin mencionar la pequeña Travel Guide del parque Legoland de Billund, la guía de viaje imprescindible para moverse por el interior del parque y, ya de regreso, para recordarlo.

 

Este es el primer libro

sobre LEGO publicado

en Espana y hoy

agotado

De esta guia del

mundo LEGO y sus

parques todavia se

pueden encontrar

ejemplares

Una de los mejores

estudios sobre el

mundo LEGO

En el parque LEGO de Billund

(Dinamarca) se podia adquirir

a finales del siglo pasado esta

pequena pero util guia

sobre las instalaciones

 

Legoficción: un nuevo género

En cuanto a los libros de ficción, si hay una obra que demuestra la influencia y el papel que LEGO ocupa en nuestra sociedad ésa es la novela Microsiervos del autor estadounidense Douglas Coupland. Publicada originalmente en 1995, es el libro de cabecera de la primera generación de habitantes de Internet, de los supervivientes de la burbuja tecnológica de finales del siglo XX y también la divertida historia de un grupo de geeks o fanáticos de la tecnología, y sus peripecias como creadores y accionistas de una compañía basada en Internet, después de abandonar sus trabajos en una gran corporación llamada “Microserf” con un juego de palabras bastante comprensible.

¿Y qué tiene que ver LEGO® con las compañias puntocom? Pues en qué se gastan el dinero a la hora de decorar sus oficinas; pero dejemos que lo explique Coupland: “[…] ante nosotros… la escultura más envolvente que he visto en mi vida, todo un mundo de LEGO: cientos de placas grises de 50 x 50 botones colocadas en el suelo y en las paredes, sujetas todas por diminutos tornillos de latón. Sobre las placas, había construidos rascacielos, animales, laberintos y vías férreas, sobresaliendo de las paredes, doblando las esquinas, pasando por agujeros. Los colores eran llamativos: LEGO puro. […] El universo que había construido era la fusión de un Guggenheim y un Toys-R-Us.

Al margen de la literatura más seria, ladrillos, minifigs y personajes Bionicle –sí, estos tambiénprotagonizan diversas aventuras publicadas en varios formatos. En inglés podemos destacar las aventuras del minifig Jim Spaceborn La galaxia desconocida y Los secuestradores del planeta pantanoso, ambos de 1987 y con un aire “tintinesco” de lo más atractivo. LEGO ha publicado también libros de pegatinas y de puzzles, de juegos con Duplo, con personajes de Fabuland y de las series Rock Riders, Exo Force y Castle. Tambiérn se encuentran disponibles libros dedicados a la Guerra de las Galaxias, Batman, Indiana Jones y el inclasificable Brick Testament, basado en un libro sagrado de judíos y cristianos, pero narrado en clave de LEGO.

 

Los ladrillos LEGO llegan

a la literatura con esta

novela del estadounidense

Douglas Coupland.

Los personajes BionicleR

son los protagonistas de una

coleccion de 9 novelas

breves para jovenes lectores

Los libros de esta coleccion de

seis titulos –hoy agotadospermitian

construir una gran

ciudad para desarrollar juegos

con minifigs

 Y son precisamente los libros infantiles los más abundantes en castellano. La lista la encabezan los 9 títulos de la colección Aventuras Bionicle de Editorial Nowtilus y disponibles con facilidad. La editorial Planeta dispone también de 3 libros Aprende con LEGO DUPLO®. Desgraciadamente, se encuentran agotados los seis títulos de la colección Laberintos que publicó Ediciones B en 1999 y que permitían construir una enorme ciudad uniendo todos los libros.

 

    Ademas de libros de DUPLOR para

    los mas pequenos, LEGO ha

    publicado cuadernos para colorear.

 

 

 

 

 

 

 

Libros sin lectores

¿Qué aceptación tienen estos libros de ideas entre los aficionados? Sin pretender hacer una encuesta exhaustiva y al menos entre los españoles, lo cierto es que no hay mucho interés por el LEGO impreso, más allá de la curiosidad. Incluso los coleccionistas más exhaustivos, como Rick o Lluis, no pasan de la media docena de títulos. Aunque también hay quien confiesa, como Car_mp, su “debilidad por los libros antiguos de ideas”, sentimiento que comparte con el autor de estas líneas. No obstante la indiferencia general, este año han sido pocos los que se han resistido ante la publicación del LEGO Collector considerada como una herramienta imprescindible. Pero en materia de libros, hay quien reconoce que valora “mucho más el plástico del brick que la fría celulosa”, como nuestro compañero Manticore. En general, la Red se ha convertido en la fuente esencial de inspiración, como explica Legotron: “La avidez por buscar nuevas construcciones que admirar me obligan a hacer de Internet el gran libro de recursos que siempre quise tener de pequeño”. También los hermanos Arvo reconocen el papel que la Red ocupa en la inspiración: “con Internet las ideas parecen ya no imprimirse".

 

El catálogo ¿definitivo?

Por último, no puede quedarse sin comentar el monumental LEGO® Collector, aparecido tras varios meses de rumores y algún que otro retraso. Durante el verano, la editorial alemana Fantasia puso a la venta este libro en dos ediciones: una especial numerada con un brick y un minifig conmemorativos y otra normal. Este catálogo se ha realizado en colaboración con la compañía y para celebrar el 50 aniversario de la aparición del juguete. Consta de 800 páginas en inglés y alemán que reúnen de forma exhaustiva todas las referencias desarrolladas por LEGO® en estos años, y la mayor parte de ellas con su imagen correspondiente.

El libro está organizado por años y cada set va acompañado por una ficha con los datos más relevantes: nombre, número de piezas, mercados y años en los que fue distribuido y cualquier singularidad. La ficha incluye una valoración basada en la rareza del set, establecida sin duda en función del número de ejemplares que llegaron a comercializarse. Además, incluye un índice numérico que permite localizar un determinado producto por su referencia y también un completo catálogo de las cajas con piezas suplementarias. También se pueden encontrar en sus páginas las fichas de todos los llaveros con minifigs comercializados por LEGO. Con ser un libro imprescindible y de gran calidad en cualquiera de sus dos versiones, tiene algunos detalles incomprensibles, sobre todo en las fotografías. Que falten imágenes de algunos sets de hace cuarenta años es perfectamente comprensible, pero, francamente, resulta difícil de creer que LEGO no disponga de una imagen de una caja de 2007 –por ejemplo, el 66221, página 689- distribuida en Norteamérica. Tampoco quedan claras las razones para haber incluido los llaveros y sin embargo interesantes.