HBM006: Fiebre "Le Mans"


 
Evolucionando sobre ruedas
 
Texto y fotos por arvo
 
Lemans arvo

Para no haber ido nunca a Le Mans y estar muy lejos de los 40 centímetros, sentimos una especial atracción por este deportivo, el Ford GT40 “Le-Mans”. Y es que, un diseño que después de 45 años sigue estando tan vigente como el de la mismísima “minifalda”, merece la atención de cualquiera que haya cogido alguna vez una revista de coches en el dentista…y Ramón ha cogido muchas!

Imaginamos que debe ser la edad…pero todos aquellos deportivos de los 60 y 70 suscitan en nosotros lo que nunca han hecho sus homólogos actuales. El Renault ALPINE, el Corvette, el Datsun 240Z o el Shelby Cobra…la lista sería interminable. Todos ellos muy diferentes pero con un rasgo común en su diseño…¡¡¡”no se cortaban”!!!
Esa mezcla entre desproporción y sofisticación nos atrae. Morros afilados, curvas mega-pronunciadas, aletas apuntando al cielo infinito, stickers y líneas que sugieren…coches que parecen “posar”, de aspecto casi infantil pero con una presencia capaz de atraer cualquier mirada, por muy distraída que sea…y Ramón…

1, 2, 3…SPLASH!
Llegar a tener tres versiones de un mismo modelo de coche es un claro signo de descontento (o en según qué casos, de justo lo contrario), sin embargo…no habrá una cuarta. Para nosotros, ésta última es la versión definitiva. Hemos encontrado un tamaño en el que nos sentimos verdaderamente cómodos, un “ni pa’tí, ni pa’mí” donde poder plasmar el suficiente grado de detalle sin tener que hipotecar nuestro tiempo en modelos ridículamente grandes.

Lemans arvo

De la primera a la última versión “sólo” distan 4 años. Observando las fotos, la evolución es más que evidente y, aunque el tiempo que separa (dos a dos) las versiones entre si es prácticamente igual, las diferencias que presentan (dos a dos) lo son a muy diferente nivel.

¿Por qué?

Este artículo es un intento por señalar aquellos puntos que expliquen, a nuestro entender, las numerosas diferencias de técnica y diseño que existen entre cada una de las versiones y que no dejan de representar nuestra evolución como constructores.

Que mejor para ello que empezar por el principio…

…Acabábamos de retomar la afición, no conocíamos apenas nada del movimiento AFOL (excepto que existía un sitio llamado “Brickshelf” donde poder colgar fotos de construcciones) y las piezas que teníamos apenas daban para hacer nada que no fuera un esperpento multi-color. Ni siquiera éramos conscientes de lo difíciles y costosos que eran algunos de los modelos que mirábamos, admirábamos y valorábamos sólo “al peso”. Ironías de la vida, nos devolvieron “la moneda” con creces…pero eso es otra historia.

Desconocíamos por completo muchas de las técnicas que hoy damos por sentadas (SNOT, uso de accesorios minifig, elementos de tipo “bar”, de tipo “click” o technic, etc), pero eso no era impedimento para realizar más y más construcciones. Sabedores de parecer estar sacadas de la mente de un niño...no desistíamos. Sin saberlo, pieza tras pieza aprendíamos nuevos usos, aunque la verdadera revolución estaba por llegar…y es que, por aquel entonces, vivíamos de espaldas a los “nuevos” SETs y por tanto, a las “nuevas” piezas. Pero no adelantemos acontecimientos.

Como si a “Marnie la ladrona” le hubieran dado cubo y medio de bricks rojos, sólo éramos capaces de pensar en MOCs rojos…motos, naves o coches…todo tenía que ser rojo, y os aseguramos que ni mucho menos era el color predominante. Una curiosidad que no dejará de tener su explicación, suponemos. Así que, de este modo conseguíamos llegar a nuestra primera versión del famoso Ford GT.

Resignados a no poder reproducir líneas curvas, para nosotros un Ford GT no era más que un coche en forma de cuña y…rojo, “debía molar”, nos decíamos. No éramos demasiado exigentes con nosotros mismos y conseguir cualquier detalle “extra” ya representaba una verdadera proeza digna de la admiración de hermanos y sobrinos.

Lemans arvo

Son pocas las “pinceladas” que lograrían sobrevivir a la inevitable evolución, sin embargo la elección de aquel tamaño sería (sin saberlo) toda una declaración de principios.

Lemans arvo

Pero…a parte de lo evidente, ¿Qué diferencia una versión de la otra?

Algo tan sencillo como haber descubierto una simple pieza: el Brick “modified curved”!

Esta “modesta” pieza es capaz de mucho más que proporcionar una línea suave donde antes sólo había arista viva. Nos encantaría saber por que esta pieza presenta una “solapa” en forma de “plate”, o por que tiene una altura de 4 plates (alejándose ligeramente del múltiplo de 3)…explicación la habrá, seguro…estas “sutilezas” determinan su uso y por tanto su puesta en escena. En cualquier caso, tan importante fue descubrir esta pieza como dar con el sitio donde poder comprarlas a cientos sin tener que dejarte la vida en ello.

Entre ambas versiones hay muchos MOCs y sobre todo, una disposición y una manera de abordar la construcción muy diferente…abandonamos definitivamente la funcionalidad (si es que alguna vez dimos con ella) a favor de la estética. Algunos constructores tendrán la habilidad de no renunciar a nada de ello, pero nuestra experiencia nos dice que muy difícilmente se pueden mantener a un alto nivel ambas cualidades en una misma creación. Por supuesto que existen excepciones, ¿Quién no recuerda los famosos MOCs de LoryGub32? No seríamos justos con “el GT amarillo” si dijéramos que terminamos la segunda versión, conscientes de no haberlo llegado a conseguir. Todo lo contrario, lo acabamos como acabamos siempre un MOC, seguros de no poder hacerlo mejor, pero…

…el tiempo es un juez inmisericorde y esta segunda versión acusó el paso del tiempo más que ninguna otra construcción. Es una sensación “extraña” comprobar como un MOC al que te dedicaste en cuerpo y alma pierde “punch” cada vez que la miras en cualquiera de sus fotos.

Las cosas no podían quedar así…

“LE MANS”. DONDE LOS COCHES SUEÑAN CON PISOS.

…y decíamos “extraña” por que en aquel preciso instante, en el que fuimos conscientes de tener que poner “orden”, la sensación de vértigo ante la incertidumbre de saber si podríamos o no hacerlo mejor…solo fue comparable a la que sentimos la primera vez que montamos en “El Pulpo” de la feria (aunque en aquella ocasión nuestra única preocupación fue no perder las gafas).

Es el coche que más tiempo nos ha llevado hacer. Es cierto que algunos acontecimientos retrasaron su construcción (empezamos en abril y hasta agosto no pudimos tener las fotos) pero, esta vez queríamos conseguir un modelo en el que viéramos su versión definitiva…llevara el tiempo que llevara.

Esto dicho así, sobre el papel, parece funcionar pero en la práctica, nada más lejos. Mucho te tiene que gustar lo que pretendes construir para aguantar mes tras mes con ello sin llegar a cuestionarlo. Hasta en dos ocasiones dimos el modelo por imposible....era como estrellarse una y otra vez contra un muro de cemento armao…como en el anuncio, parecíamos dos peces buscando la salida de la pecera…

…y seguramente seguiríamos buscándola si no hubiera sido por un cambio de rumbo.

Lemans arvo

La idea inicial fue la de hacer esta última versión exactamente en los mismos “términos” que su antecesor, es decir, en color amarillo y bandas negras. La única manera de percibir las diferencias reales entre uno y otro modelo era haciéndolo así. Ya nos imaginábamos algunas de sus fotos en ángulos muy similares a las que tenía el modelo anterior, con el efecto que nos produciría, con la sensación…sentíamos muchísima curiosidad por verlas.

Y así empezamos el proyecto, con la sana intención de construirlo en color amarillo con bandas negras.

Eso sí!, más tamaños XL…no, por favor!. No nos había ido del todo mal con los dos últimos modelos, el Citröen DS y el Porsche 911 “Carrera”. Sus dimensiones eran casi idénticas y el grado de detalle que logramos plasmar era más que suficiente para obtener algo “reconocible”. Poder incluir nuestro idolatrado WindScreen “tamañoavaricia’s” o el hecho de poder conseguir un hueco semicircular para el hueco de la rueda (invirtiendo los Brick Arch 6x1), ha convertido a este tamaño en todo un estándar para nosotros.

Lemans arvo

El chasis que hemos utilizado es de las mismas características que los empleados en estos dos modelos mencionados (incluso vimos la posibilidad de “encasquetarle” también el WindScreen 2x4x12) y alguno de sus elementos son una copia heredada de los tiempos del NewBeetle, el 131 o incluso el ESCUDO.

Lemans arvo

Todo parecía ir bien con el chasis (¿Por qué no?, ya nos lo había demostrado en otros modelos). Las proporciones parecían correctas y las ruedas (delanteras y traseras idénticas entre sí) se ajustaban a la perfección…hasta que…

TYPE MISMATCH

TYPE MISMATCH

TYPE MISMATCH

TYPE MISMATCH

“TYPE MISMATCH”…nos hubiera dicho el Commodore 16 si hubiera podido hablar (que debe significar algo así como: “Típica cagada, Mismamente dicha”), con tan sólo 16 k, no le hubiera faltado razón. Algo nos decía que nos alejábamos cada vez más, lo hacíamos tan lentamente que era difícil darse cuenta…ese “algo” se suele llamar “falta de entusiasmo”, una especie de “alerta mental” muy sutil pero, de la que resulta imposible escapar. Sólo había una manera de “apagarla”…quitando el plomo, quizás!?

Empezar la última versión también en amarillo fue un error “a medias” que, si bien es cierto consumió gran parte de nuestro tiempo y energías, por lo menos nos sirvió para saber que funcionaba y que no funcionaba. Pero, ¿Qué provocó este repentino cambio de rumbo?

No acabábamos de ver un auténtico GT, necesitábamos urgentemente un destello que seguir, lo que fuera, una línea, una sombra…un…

…¡claro!, un COLOR!!!!!!!

- “si lo estamos diciendo siempre”, nos reprochábamos.

No necesitamos grandes elucubraciones y enrevesados análisis para entender que fallaba, sólo nos bastó con detenernos unos minutos y preguntarnos qué era un GT para nosotros. Lejos quedaban los días en que nos conformábamos con el rojo…ahora necesitábamos el mayor de los realismos.

Y es que, el Ford GT, el auténtico, el mil veces admirado e imitado…”ese” GT…sólo hay uno…el modelo “LE MANS”!, con su increíble combinación de color azul claro con el naranja de su banda (única) abriéndose en el morro. Se han probado cientos de ellas (algunas muy llamativas y bonitas) pero esta combinación de la que os hablamos ha sido, para nosotros la mejor de todas, hasta el punto de definir por completo el modelo.

Pero si hay un calificativo que define por entero al Homínidus-AFOLus, ese es el de “flipaete”…¿¿¿De que agujero mágico-de ilusión golosínica íbamos a poder sacar todas las piezas que necesitaríamos en color “Médium Blue”???

Nos encontramos en un punto en el que el camino seguía dos direcciones muy diferentes. O nos retirábamos con la mayor de las dignidades posibles, es decir, sin decir ni “pío” y corriendo por el rodapiés! (somos buenas personas, eh!?)…o…hacíamos alguna “pirula” que nos sacara del vacío argumental (somos buenas personas, eh!?).

Probar con el gris claro era lo más cerca que podíamos estar de los colores deseados de modo que, debíamos gastar este último cartucho antes de desfallecer por hastío puro y duro. No fue necesario esperar mucho, con las primeras piezas en gris y naranja colocadas nos dimos cuenta de lo acertado de la decisión…el coche ya tenía ”traje”, sólo faltaba buscarle la medida.

Aparte de las diferencias de tamaño existentes entre el modelo amarillo y este otro, encontramos muchas otras, ya de carácter conceptual. Hemos intentado prestar especial atención a sus detalles y tratando de capturar y sintetizar su esencia de la mejor manera que sabemos.

Hemos reproducido, con mayor o menor acierto pero de manera mas precisa, las entradas de aire en el capó, la forma de los faros y sobre todo, la del morro (uno de los puntos flacos del anterior modelo), sin olvidarnos de la parte trasera, tan característica como la delantera, ¡o más!. Esta parte final del coche “sube” para terminar dejando esa especie de mini alerón (visto de perfil parece un merengue), el “culo” queda tan alto que deja a la vista gran parte de la huella del neumático y los faldones se curvan para cerrarse tras las bóvedas traseras…no nos resultó nada fácil dar con algo que nos sirviera, pero el slope 4x4 junto con el arco 1x6 que le acompaña, es ideal.

Lemans arvo

Lemans arvo